Dulces tradicionales

Natillas caseras con nubes de vainilla y caramelo

4/15/2015

No hay nada como unas ricas natillas hechas en casa. Coronadas con nubes de vainilla y caramelo. Una auténtica delicia. Sin aditivos, sin colorantes....puramente artesanales. Y desde luego muchísimo más ricas y sanas que las comerciales...a las que no les termino de coger el punto.




Nunca me han gustado las natillas con galleta, así que el día que comí por primera vez las claras cocidas en leche para acompañarlas, me volví una auténtica fan de las natillas caseras. De esta forma, además, me libro de la canela que tampoco es que me apasione mucho, la verdad.

Han durado un día en la nevera. Así que os recomiendo encarecidamente que os animéis a prepararlas y me contéis vosotros mismos si están tan ricas como han dicho los de mi casa o no...






Ingredientes
750 ml de leche
4 yemas de huevo
4 cucharadas de azúcar glas
La cáscara de 1 limón
1 vaina de vainilla
1 rama de canela
20 gr de Maicena (harina de maiz)
4 claras de huevo
1 cucharadita de zúcar avainillado
Caramelo líquido


Montamos las claras a punto de nieve. Incorporamos el azúcar avainillado y reservamos.

Separamos un vaso de la leche y ponemos el resto a calentar a fuego medio hasta que arranque a hervir. Cogemos cucharadas de la clara montada y cocemos unos segundos en la leche. Escurrimos bien y reservamos.

Una vez que arranque a hervir la leche, apartamos del fuego y añadimos la cáscara de limón, la rama de canela y las semillas de la vaina de vainilla. Dejamos infusionar durante 10 minutos. 

En la leche reservada desleímos la maicena aasegurándonos de que no quedan grumos. Reservamos.

Montamos las yemas con el azúcar hasta que espumeen. Añadimos el vaso de leche y batimos bien para asegurarnos que queda bien mezclado. 

Colamos la leche infusionada y volvemos a poner al fuego a media ebullición. Vamos añadiendo poco a poco la mezcla de yemas, sin dejar de remover en ningún momento. Es muy importante que la mezcla no llegue a hervir. Cuando alcance el espesor deseado, retiramos del fuego y vertemos en los recipientes elegidos. 

Ponemos una cucharada de claras coronando cada natilla y regamos con un poco de caramelo líquido. 

Dejar enfriar completamente antes de degustar







También pueden gustarte:

4 comentarios

  1. Estas se las vi a Chus hace poco y las tengo en pendientes desde entonces; las nubes me llamaron tantísimo la atención que tengo que prepararlas algún día de estos (algún día de estos puede significar semanas o incluso meses, seguro que eres consciente)
    Te han quedado, además, preciosas.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho. No hay nada como unas natillas caseras, y además, tan ricas y tan originales como estas =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Que ricas son !! Y además las presentas monisimas.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar