Confituras y mermeladas

Compota de manzana caramelizada

9/10/2016

Hace bastante que no me cuelo en La cocina Typical Spanish por falta de tiempo, pero este mes me voy a poner las pilas y a organizarme un poco mejor para poder estar aquí cada día 10 como un reloj. 

Las recetas preferidas de los peques de la casa o las que más nos gustaban a nosotros cuando éramos niños, las que comíamos cada vez que íbamos a casa de la abuela, o la que mejor nos preparaba mamá. Bajo el hastag #lavueltaalcoleTS, esta vez, le dedicamos el día a las recetas favoritas de los más pequeños de la casa y nos ponemos las pilas para arrancar con muuuchas ganas el comienzo de un nuevo curso escolar.

Cuando yo era pequeña (bueno, y no tan pequeña) siempre que iba a las ferias de mi ciudad se me iban los ojos detrás de las manzanas recubiertas de caramelo que tenían en los puestos ambulantes. Tan rojas y brillantes que parecían un espejo en el que se reflejaban todas las luces de las atracciones de la feria. Lo malo llegaba cuando al lado mismo había otro expositor con el algodón dulce, tan rosita y tan esponjoso él... El caso es que al entrar siempre decía lo mismo 'hoy manzana con caramelo', y a la salida siempre terminaba con el algodón dulce de la mano, como si una fuerza superior ajena a mi no me diese otra opción. Y así año tras año.... ainsss qué dura es la infancia, con grandes dilemas y toma de decisiones desde pequeños... 

Pues año tras año, yo me quedaba sin comerme la manzana. Y pensaba que, al fin y al cabo era una fruta que siempre había en casa, mal que bien la podía recubrir de caramelo y me la podía comer casi igual que en la feria. Já, qué ilusa.... di a tu madre después de comer que te de una manzana toooda recubierta de caramelo líquido porque no la has podido comer en la feria... Vamos, que aun a día de hoy bajo a la feria y me sigo comiendo el algodón dulce aunque mire de reojo esas manzanas recubiertas de rojo caramelo, y sí, en estos días que estamos de ferias en mi ciudad me ha vuelto a pasar...






Pues el caso es que he conseguido casi casi, comerme esas manzanas. A la clásica compota de manzana le he dado ese toque de caramelo que se queda pegado a los dientes y que tanto gusta a los dentistas (o por lo menos al mío) porque al final algún empaste, de una u otra forma, me voy a dejar en él. 

Si que es cierto que resulta bastante más dulce que una compota simple, pero queda taaaan rica, que no podréis resistiros.


Ingredientes
1 kg de manzanas golden
5 cucharadas de azúcar
Zumo de medio limón

Pelamos y troceamos las manzanas. Las echamos en un cazo junto con el azúcar y el zumo de limón y las ponemos a fuego lento para que se vayan cociendo poco a poco. Si veis que se seca mucho la mezcla añadirle un chorrito de agua, aunque lo normal es que las manzanas suelten un poco de agua.

Removemos de vez en cuando hasta que la manzana esté blandita, entonces subimos el fuego y seguimos removiendo para evitar que se pegue al fondo del cazo. Poco a poco se irá caramelizando el azúcar.

Remover constantemente porque de lo contrario se os pegará el azúcar en el fondo y el caramelo no se integrará con la manzana. Cuando el caramelo adquiera ese característico color dorado podéis retirarlo del fuego o dejarlo un poco más si lo queréis más tostado.


No dejéis de visitar las cocinas de todos los que han participado este mes en La cocina Typical Spanish. ¿Cuáles serán las recetas preferidas de nuestros pequeños gourmets? Aquí podéis verlas todas.


Image and video hosting by TinyPic

También pueden gustarte:

14 comentarios

  1. Simplemente deliciosa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Muy rico y muy dulce para una rica merienda! los chicos encantados!! un besote!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi esas manzana nunca me han llamado la atención, el algodón de azúcar si, ese me encantaba y me encanta, yo me quedo más con tu compota que con las manzana de la feria jjajaja. Se ve deliciosa!1 Bs.

    ResponderEliminar
  4. Ummm que rica, para comersela a cucharadas o rellenar dulces...me encanta! Besos!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm me encanta esta compota, tiene una pinta deliciosa, desde luego tengo que hacela. Un beso,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  6. Que deliciosas esas manzanas de feria, mi abuela siempre hacia manzanas asadas en el horno que no eran de feria pero estaban bien ricas, tu version manzana caramelizada tiene una pinta deliciosa.

    ResponderEliminar
  7. A mí las manzanas cuando era niña ni fu ni fa, yo quería algodón también... pero esta compota... me hacen chiribitas los ojillos al verla!

    ResponderEliminar
  8. Con lo que les gusta la compota de manzana en Holanda, aqui te harias famosa con esta receta! un exito seguro!

    ResponderEliminar
  9. jajaja mujer tu dentista ya tiene bastante con tu compota, no le des más trabajo con la manzana roja, jajajja. Es mejor hacerla en casa, así como tu la has hecho que seguro que está mucho mejor. A mi, gracias a Dios en las ferias lo que me atraía era el coco cortado, por lo exótico que debía ser antes entiendo y las berenjenas de almagro. Pero mi hijo se va como tú a por estas cositas de pegarse las dos mandíbulas, vamos las que no queremos las madres jajajajaja. Que dura la infancia y que duro ser madre jajajajja. Besos tu compota ideal

    ResponderEliminar
  10. Pues yo sí que me zampaba (y me zampo) las manzanas con caramelo de la feria, a poder ser 1 por noche durante todas las noches que dure jajaja Me pirran, así que de esta compota tomo nota, pinta buenísima!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Deliciosa tu compota Amalia!! Una idea genial! Un beso

    ResponderEliminar
  12. Amalia a mi me gustaban muchísimo las dos cosas, las manzanas con caramelo y los algodones, cada vez que iba me comía uno diferente....que recuerdos me has traido de la feria!!!
    La compota te ha quedado riquísima!!
    Un bst.

    ResponderEliminar