Galletas y pastas

Cookies

9/06/2017

Llega el momento de mentalizarse y volver a las rutinas. Uniformes, mochilas, libros... Meriendas para el cole.... Así que yo me voy a ir haciendo a la idea de que lo bueno se va terminando (aunque seguiremos disfrutando del solecito y el calor, pero ya será de otra manera) y voy a preparar unas galletitas para enlatar.

Soy de galletas. Mucho. Me encanta hornear y llenar latas y latas.... lo de acabar con ellas luego es otro cantar porque yo no suelo comerlas y en casa hay veces que acaban saturados de 'galletitas de mami', así que tras el horneado viene el consabido reparto entre compañeras de trabajo, amigos varios y meriendas de los niños... Ainssss, todo sea por el rico aroma que inunda la casa los días que toca hacer galletas... Pero esta vez tienen dueño, pues en nada empezamos el cole, así que será la merienda en estos días de arranque para que tengan energía para afrontar la mañana...




El comidista nos da las claves en su receta de cómo hacer en casa las mejores cookies del mundo mundial. Lo que vienen siendo las mejores galletas que comerás en la vida. Así que te dejo aquí su explicación porque, si quieres triunfar con ellas deberás leerla y ¡¡estudiarla!!




Ingredientes
240 gr de harina de fuerza
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de levadura (impulsor)
1 cucharadita de sal
140 gr de mantequilla en pomada
100 gr de azúcar moreno
80 gr de azúcar blanco
1 cucharadita de pasta de vainilla
1 huevo grande
200 gr de pepitas de chocolate


En un bol mezclamos la harina con la sal y la levadura. Tamizamos y reservamos.

En un bol grande batimos la mantequilla junto con los azúcares con ayuda de unas varillas eléctricas durante 5 minutos. Añadimos la vainilla y el huevo y batimos de nuevo hasta que esté todo integrado.

Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos de nuevo hasta que la masa sea homogénea. Añadimos las pepitas y amasamos bien con las manos para repartirlas por toda la masa.

Pasamos la masa a un recipiente más pequeño y cubrimos con film transparente. Lo metemos en la nevera y lo dejamos allí, reposando, entre 24 y 36 horas.

Sacamos la masa de la nevera y la dejamos templar un poco. Precalentamos el horno a 180º. Forramos la bandeja del horno con papel sulfurizado o un tapete de silicona.

Vamos haciendo bolas de unos 5 cm de diámetro con la masa con ayuda de un par de cucharas. Colocamos las bolas sobre la bandeja del horno y las separamos entre sí unos 8-10 cm para que no se peguen unas a otras. 

Horneamos, calor arriba y abajo sin aire, durante 15 minutos más o menos o hasta que adquieran un ligero tono dorado. Endurecen al enfriarse, así que al sacarlas estarán un poco blandas. Las dejamos enfriar en la bandeja unos 5 minutos y pasamos luego a una rejilla para que se enfríen por completo.



Image and video hosting by TinyPic

También pueden gustarte:

2 comentarios