De Cuchara: Cremas guisos y sopas

Salmorejo.... #aquihaytomate

5/10/2015

Solanum lycopersicum..... O sea...tomate. Ingrediente muy TS, muy utilizado en la cocina en todas sus versiones. Crudo, frito, asado, confitado, en salsa, puré, zumo, deshidratado, ensaladas, gazpachos, mermeladas... Ah, que no se os ocurren más cosas? Yo os digo que seguro que hay cantidad de recetas con este ingrediente que ni os imagináis.

Este mes en La cocina Typical Spanish tenemos anfitriona. Viví, del blog Ò Caròn da Lareira ha pensado en el tomate como ingrediente principal para el TS de mayo. 




"El tomate llegó a Europa a comienzos del siglo XVI de la mano de los conquistadores españoles. Los Mexicas o aztecas lo conocían como xīctomatl, fruto con ombligo. Si bien ambos centros de origen del tomate cultivado, Perú y México, han sido postulados y se ha proporcionado evidencia en uno u otro sentido, no existen pruebas concluyentes que apoyen de manera incontrovertida uno de tales sitios como el lugar donde el tomate ha sido domesticado a partir de su ancestro silvestre. Más aún, puede ser que este cultivo haya sido domesticado independientemente por las culturas precolombinas que habitaban lo que actualmente es México y Perú [......]

[......] En todo caso, el tomate emigró a América Central por diversos medios. Los mayas y otros pueblos de la región lo utilizaron para su consumo, y se cultivaba en México meridional, y probablemente en otras áreas hacia el siglo XVI. Dentro de las creencias del pueblo, quienes presenciaban la ingestión de semillas de tomate eran bendecidos con poderes adivinatorios. El tomate grande y grumoso, una mutación de una fruta más lisa y más pequeña, fue originado y alentado en la América Central. Smith indica que este es el antepasado directo de algunos tomates modernos cultivados.
Los españoles distribuyeron el tomate a lo largo de sus colonias en el Caribe después de la conquista de América. También lo llevaron a Filipinas y por allí entró al continente asiático
." (Wikipedia)

El caso es que, haya llegado de donde haya llegado, yo me alegro, porque no hay nada que me guste más que un tomate recién cogido de la huerta y comido a mordiscos, o cortado en rodajas con un poquito de sal y un buen chorro de aceite de oliva. Y, por suerte, puedo disfrutar de ellos a lo largo del verano gracias a la huerta de mi padre. Tomates en todas sus versiones, el de toda la vida, cherry, kumato, pera.... Y a ver con que variedad nos sorprende este año!!! Lo malo.... el resto del año...no consigo encontrar un tomate en condiciones lo busque donde lo busque. Bueno, ya queda menos para que lleguen los de papá!!!!




Yo me he decantado por un salmorejo. Me gusta tanto o más que el gazpacho, así que lo tuve claro desde que supe el ingrediente. Salmorejo...porque sí. Porque me gusta y es un clásico en la cocina para acompañar las tardes veraniegas. Para comer, para merendar, para cenar....A cualquier hora del día!!! Un entrante refrescante para estos días de calor que poco a poco se van abriendo paso. O un primer plato para encabezar una comida copiosa. Ahí elegís vosotros. Yo, os dejo la receta.

La mía está hecha en Thermomix, pero de manera tradicional, batidora en mano queda igual de buena, aunque yo os recomendaría pelar antes los tomates para que luego no os encontréis trocitos de pellejo al degustarlo.



Ingredientes
500 g de tomates maduros
150 g de pan (preferentemente del día anterior)
1 diente de ajo
3 huevos duros
2 lonchas de jamón serrano
75 g de aceite de oliva
15 ml de vinagre
media cucharadita de sal
Preparación



Trituramos los tacos de jamón para hacer virutas con las que decoraremos el salmorejo. Introducir el jamón en el vaso y triturar durante 4 segundos a velocidad 7.Retirar y reservar.

Sin lavar el vaso, incorporar los tomates, el ajo y la sal. Triturar durante 30 segundos a velocidad 5.

Añadir el pan, el vinagre y 2 huevos duros (reservamos uno para decorar). Triturar de nuevo durante 40 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos con la espátula y batimos toda la mezcla durante 2 minutos a velocidad 10.

Programamos velocidad 4 y medio, sin tiempo y vamos vertiendo poco a poco el aceite de oliva por el bocal para emulsionar.

Decorar con las virutas de jamón reservadas, el huevo duro rallado y un chorrito de aceite de oliva, antes de servirlo




Como os decía al principio, hay infinidad de maneras de consumir el tomate. Si sois de sota, caballo y rey y siempre lo coméis de igual manera, no os perdáis el recopilatorio de La cocina Typical Spanish y preparaos a disfrutar de una amplia variedad de recetas con el tomate como ingrediente principal. Aquí las tenéis todas.



También pueden gustarte:

7 comentarios

  1. Un salmorejo fresco y delicioso , me encanta con el jamoncito. muyyyy bueno
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado fantástico, este año aún no lo he preparado pero no tardaré.

    besos

    ResponderEliminar
  3. que buena pinta! se ve delicioso! gracia por tu participacion, bicos

    ResponderEliminar
  4. Uno de los grandes, verdad??.. yo en cuanto leí "tomate" fue la primera receta que me vino a la cabeza... pero la tenía ya publicada y por eso no la hice, que si no...
    Te ha quedado estupendo!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Siento pasarme tan tarde pero he estado unos dias en España y sin internet! Yo porque ya lo tenia publicado pero es una de mis recetas favoritas! No me canso de comerlo! Un besito

    ResponderEliminar
  6. En verano sienta estupendamente bien fresquito y en invierno también jajaja... me encanta!! Bs.

    ResponderEliminar